Skype 2016 por Alejandro Ferreiro

Llegó a su boliche preferido, se detuvo en la puerta, por un instante apartó la vista del celular y observó todo rápidamente. Como de costumbre, animoso, se dispuso a ser uno más  en la algarabía  juvenil reinante. Pero el demandante sonido de la llamada lo enfrascó nuevamente en su celular. Sí, por supuesto era ella … LEER MÁS

Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.