¿CÓMO LOGRAR UN AMOR ETERNO?

Esta nota apareció en el Corriere della Sera el día 4 de enero de 2012.Me pareció que valía la pena compartirla con nuestros lectores a la espera de sus comentarios.

Por eso la traduje.

Licenciada Isabel Boschi

Investigación a las parejas.

La investigación de “Der Spiegel” y los nuevos estudios que buscan una respuesta a la pregunta sobre por qué termina la pasión.

Lo que verdaderamente cuenta es parecerse.

¿El sexo? Está sobrevaluado.

Los cinco puntos

  • La verdadera amistad

La verdadera amistad une a la pareja mucho más que el drama entre el corazón y la cabeza en el llamado gran amor.

Buscar una persona que piensa como nosotros, creer en un futuro conjunto, evitar la pelea y la crítica, tratar al otro con generosidad son las reglas para “durar”.

  • Los hijos pueden matar la relación de pareja.

Es necesario tener el coraje de reconocer que los hijos pueden matar el amor. En todos los estudios, la satisfacción vinculada a la relación cae vertiginosamente cuando el primer vástago transforma el nido de dos en nido  de tres.

 

  • Mejor parecidos hasta el final

Tal vez los  opuestos se atraen pero los valores comunes se comparten. Lo que realmente importa es la semejanza. No sólo obtenida como efecto de una larga simbiosis como pude suceder en las parejas que conviven muchos años: es importante hasta el final más imprevisto.

  • Las eternas peleas no conducen a nada

Las eternas peleas no conducen a nada, por lo menos a nada bueno. Ya superamos el mito de los años 80 en que debíamos discutir todo. Sin embargo, la solución tampoco es callar siempre. Porque eludir los conflictos conduce a la infelicidad.

  • El sexo está sobrevaluado.

Pero las verdaderas premisas para una separación son 4:

  1. -Criticar el carácter de la pareja
  2. -Practicar una autodefensa forzada
  3. -Levantar obstáculos
  4. -Mostrar desprecio hacia el otro.

Son todos puntos de no retorno.

¿Será verdadero el amor de la vivaz y riquísima octogenaria  Duquesa de Alba y el sexagenario empleado estatal Alfonso Diez?

¿Y el descontracturado Alberto de Mónaco y la sudafricana Charlene Wittslock, conocida como la nadadora triste? ¿Pasión ardiente y repentina o cálculo y razón de Estado?

Dos matrimonios que cuando 2011 se cerraba repropusieron, de modo poco serio, (al menos en el primer caso) la antigua pregunta:

¿Cuál es la razón que determina que una unión sea optimísticamente sólida y tal vez eterna? ¿O el amor en tiempo de Internet nace ya con fecha de vencimiento, como el yogurt?

Parece que la verdadera solución, por otro lado, poco sorprendente, está en no ponerse demasiado pretenciosos.

¿Él no es más el tenista longilíneo que producía taquicardia y cambios  hormonales?

¿Ella es distinta de la muchacha por la cual se hacían 350 kilómetros en motoneta bajo la lluvia como si fuera un paseo saludable?

Paciencia, no son las emociones fuertes el abono del amor eterno .Es mucho mejor el amor imperfecto, asegura el semanario alemán  “Der Spiegel” que a esta postulación dedica una gran encuesta tomando en cuanta una investigación supervisada por al Universidad de Mónaco analizando las historias de 12.400 mujeres y hombres a lo largo de 14 años.

¿Por qué en Occidente como nunca en los últimos tiempos la Psicología Social estudia estas cuestiones? Porque si existe una cifra distribuida e institucionalizada de la Europa unida es la del aumento del divorcio y de la separación.

La felicidad del amor imperfecto, según la investigación alemana pasa por algunos puntos estadísticamente indiscutibles.

Primero: La amistad, en el sentido de a afecto y complicidad, conserva a la pareja mucho mejor que la pasión toda piel, suspiros y arrobamiento cerebral.

Segundo.: Los hijos son pedazos del corazón para su s padres, pero una cosa es cuánto se aman y otra cosa cuánto pueden devastar la armonía de la pareja

Tercero: La teoría de los opuestos (ella una ametralladora, él mudo; ella enamorada de las hortensias, él alérgico al verde) será sugestiva pero son los valores e intereses comunes los que hacen durar un pacto.

Cuarto: No a las discusiones. En el sentido que destripan cada día la relación entre padecimientos y autoanálisis, deterioran, aburren  y con frecuencia destruyen  la esencia del amor sin construirla. Mejor la liviandad.

Quinto: ¿El acuerdo sexual no es del género “Nueve semanas y media”?

No importa. Desde Mónaco garantizan que el sexo está sobrevaluado.

Cinco temas y problemas que convocarán al principio de resiliencia tomado en préstamo de los psicólogos a la Física.

Es el principio que permite saber que un material plástico vuelve a su estado después de haberse destruido en grado extremo: justamente  también en la pareja.

Sin embargo, hay ejemplos de amores si no eternos, de larga data, aunque no lo dudan los alemanes pragmáticos. ¿Qué podemos decir de Vanessa Redgrave y Franco Nero, reenamorados después de pasiones y lechos a los 70 años?

Y mirando alrededor, las bodas entre Grace Kelly y Rainiero de Mónaco? Más allá del trágico fin de ella, tuvo crédito durante decenios como modelo sentimental fabuloso. Ya que estamos en la monarquía mencionemos a Eduardo VII, rey abdicante a causa del amor loco por la nada bella Wallis Simpson.

Amores largos, que superan la muerte de la pareja, fueron los del fotógrafo artístico May  Ray y Juliet  Browner, su musa y mujer; o del escritor Vladimir Nabokov y de Vera Slonin  su otro yo, antes que su mujer.

Pero hay un amor eterno que, si lo mutilamos imprevistamente, induce tal vez el fin del otro.

Jeanne Hebuterne, la joven compañera de Amedeo  Modigliani se suicidó el día  siguiente  a la muerte del artista livornés. Tres días después de la muerte de la amada Patricia  Patterson, el actor Charles Boyer, destruido por el dolor, la quiso seguir.

En este capítulo también entran los italianos  más conocidos con modalidades diversas.

La muerte de Germaine Lecoq, mujer de Giorgio Amendola, suscitó una gran conmoción hace treinta años. Él era uno de los nombres más  conocidos del partido Comunista Italiano. En la clínica donde estaba la capilla ardiente del marido, muerto el día anterior, tuvo un ataque fatal al corazón.

Al mismo tiempo pocas horas después de morir el diseñador Benito Jacovetti ,murió  su mujer Floriana.

Mimese Gattuso, mujer de Renato fue atacada con un ictus, cuando acompañaba al pintor al hospital ya que  él estaba muy enfermo.

Es análogo el destino de dos célebres parejas del espectáculo como Federico Fellini-Giuletta Masina y Raimondo  Vianello-Sandra Mondaini: las mujeres se han reencontrado rápidamente con sus compañeros de toda la vida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*