LEGISLACION INTERNACIONAL SOBRE EL ABORTO – ALEMANIA

 

Übersetzung des Strafgesetzbuches durch Prof. Dr. Michael Bohlander

 

Traducción del Código Penal Alemán a cargo del Prof. Dr. Michael Bohlander

 

Stand: Die Übersetzung berücksichtigt die Änderung (en) des Gesetzes durch Artikel 6

Abs. 18 des Gesetzes vom 10.10.2013 (BGBl. I S. 3799)

 

La traducción incluye la o las modificaciones introducidas a la Ley por el Artículo 6(18) de la Ley del 10 de octubre de 2013 (Boletín Oficial Federal, p. 3799)

 

Zur Nutzung dieser Übersetzung lesen Sie bitte den Hinweis unter “Translations”.

 

Respecto de las condiciones que rigen el uso de esta traducción, ver la información proporcionada bajo el encabezamiento “Traducciones”.

 

 

CÓDIGO PENAL ALEMÁN

 

Cita completa: Versión del Código Penal promulgada el 13 de noviembre de 1998, Boletín Oficial Federal, p. 3322, modificada por última vez por el Artículo 1 de la Ley del 24 de septiembre de 2013, Boletín Oficial Federal, p. 3671 y con el texto del Artículo 6(18) de la Ley del 10 de octubre de 2013, Boletín Oficial Federal, p. 3799.

 

CAPÍTULO DIECISÉIS DELITOS CONTRA LA VIDA

 

Artículo 217

(derogado)

 

Artículo 218

Aborto

 

(1) Toda persona que interrumpa un embarazo será pasible del pago de una multa o de la pena de prisión por el término de tres años. A los efectos de la presente Ley, un acto cuyos efectos se produzcan antes de que termine el proceso de implantación del óvulo fertilizado en el útero no será considerado un aborto.

(2) En los casos especialmente graves, se aplicará una pena de prisión de seis meses a cinco años.  Un caso especialmente grave se produce normalmente si el responsable

  1. actúa en contra de la voluntad de la embarazada; o

 

  1. a causa de negligencia grave, genera un riesgo de muerte u ocasiona heridas graves a la embarazada.

 

(3) Si el acto es cometido por la embarazada, se le aplicará una pena de prisión no mayor a un año o el pago de una multa.

 

(4) La tentativa será punible. La embarazada no será condenada por tentativa.

 

Artículo 218a

Aborto no punible

 

(1) No se considerará cometido el delito que contempla el artículo 218 si

 

  1. la embarazada solicita la interrupción del embarazo y le demuestra al médico mediante un certificado redactado de conformidad con la segunda oración del artículo 219(2) que ha recibido asistencia psicológica al menos tres días antes de la intervención;

 

  1. la interrupción del embarazo es realizada por un médico; y

 

  1. no han pasado más de doce semanas desde la concepción.

 

(2) La interrupción del embarazo realizada por un médico con el consentimiento de la embarazada no será ilegal si, habida cuenta de las condiciones de vida presentes y futuras de la embarazada, la interrupción del embarazo es médicamente necesaria si la embarazada corre peligro de muerte o de sufrir lesiones graves en su salud física o mental y si, desde su punto de vista, el peligro no puede ser evitado razonablemente de ninguna otra forma.

 

(3) Las condiciones del inciso (2) más arriba también se considerarán cumplidas con relación a la interrupción de un embarazo realizada por un médico con el consentimiento de la embarazada si, de acuerdo con la opinión médica, se ha cometido un acto ilegal en contra de la embarazada conforme a los artículos 176 a 179 del Código Penal, existen razones de peso para presumir que el embarazo fue ocasionado por el acto, y no han transcurrido más de doce semanas desde la concepción.

 

(4) La embarazada no será responsable conforme al artículo 218 si la interrupción del embarazo es realizada por un médico luego de haber recibido asistencia psicológica (artículo 219) y no han pasado más de veintidós semanas desde la concepción.  Conforme al artículo 218, el tribunal podrá abstenerse de condenar a la embarazada si padece un sufrimiento excepcional en el momento de la intervención.

 


 

Artículo 218b

Aborto sin certificado médico o conforme a un certificado médico incorrecto

 

(1) Toda persona que interrumpa un embarazo en los casos que se encuadran en el artículo 218a (2) o (3) sin haber recibido una constancia por escrito de un médico que no sea el que efectuare el aborto, acerca de si se cumplen las condiciones establecidas en el artículo 218a (2) o (3), será pasible del pago de una multa o de la pena de prisión de hasta un año, si el acto no fuera punible conforme al artículo 218. Toda persona que como médico tome de forma intencional y a sabiendas una determinación incorrecta acerca de las condiciones del artículo 218a (2) o (3) para su presentación, conforme a la primera oración más arriba, será pasible del pago de una multa o de la pena de prisión de hasta dos años si el acto no fuera punible conforme al artículo 218.  La embarazada no será penalmente responsable, conforme a lo dispuesto en la primera o segunda oración del presente inciso.

 

(2) Un médico no podrá tomar determinaciones de conformidad con el artículo 218a (2) o (3) si un organismo competente le prohíbe hacerlo debido a que ha sido condenado por sentencia firme por haber cometido un acto ilícito contemplado en el inciso (1) o en los artículos 218, 219a o 219b, o por haber cometido otro acto ilícito relacionado con la interrupción de un embarazo. El organismo competente podrá prohibirle provisionalmente a un médico tomar determinaciones conforme al artículo 218a (2) y (3) si se dicta un auto de procesamiento basado en la sospecha de que ha cometido los actos ilícitos señalados en la primera oración del presente inciso.

 

Artículo 218c

Violación de las obligaciones médicas

con relación a un aborto

 

(1) Toda persona que interrumpa un embarazo

 

  1. sin haberle dado una oportunidad a la mujer para explicar los motivos por los cuales solicita la interrupción del embarazo;

 

  1. sin haberle prestado asesoramiento médico a la embarazada acerca de la importancia de la intervención, especialmente acerca de las circunstancias del procedimiento, los efectos posteriores, los riesgos, las posibles consecuencias físicas y mentales;

 

  1. en los casos que contemplan los incisos (1) y (3) del artículo 218a sin haberse convencido previamente en función de un examen médico de la duración del embarazo; o

 

  1. a pesar de haber aconsejado a la mujer en un caso contemplado por el artículo 218a (1) de conformidad con el artículo 219, será pasible del pago de una multa o de una pena de prisión de hasta un año, si el acto no fuera punible conforme al artículo 218.

 

(2) En virtud del inciso (1) del presente artículo, la embarazada no será penalmente responsable.

 


 

Artículo 219

Asistencia psicológica para la embarazada en una situación

de emergencia o conflicto

 

(1) La asistencia psicológica sirve para proteger la vida del nonato. Debería regirse por los esfuerzos por alentar a la mujer a continuar con el embarazo y a abrirse a la posibilidad de una vida con el niño; debería ayudarla a tomar una decisión con responsabilidad y a conciencia.  La mujer debe así saber que el nonato tiene su propio derecho a la vida en relación con ella en todas las etapas del embarazo y que, en consecuencia, la interrupción del embarazo sólo puede considerarse legal en situaciones excepcionales, en las que llevar el embarazo a término podría generar una carga para la mujer tan grave y extraordinaria que superara los límites razonables del sacrificio. La asistencia psicológica debería, a través del asesoramiento y de la colaboración, contribuir a la superación de la situación de conflicto que existe con relación al embarazo y a la resolución de una situación de emergencia. Los detalles adicionales serán reglamentados por la Ley sobre Embarazos en Situaciones de Conflicto.

 

(2) La asistencia psicológica debe prestarse de conformidad con la Ley sobre Embarazos en Situaciones de Conflicto a través de una institución de asistencia psicológica reconocida dedicada a los conflictos asociados con el embarazo. De conformidad con la Ley sobre Embarazos en Situaciones de Conflicto, una vez finalizada la asistencia psicológica, la institución de asistencia psicológica deberá extender a la embarazada un certificado en el que consten la fecha de la última sesión y el nombre de la embarazada.  El médico que realice la interrupción del embarazo no podrá ejercer como asesor psicológico.

 

Artículo 219a

Publicidad relacionada con el aborto

 

(1) Toda persona que públicamente, en una reunión o a través de la difusión de material escrito (artículo 11(3)), a cambio de un beneficio material o de forma completamente inapropiada ofrezca, anuncie o recomiende

 

  1. sus propios servicios o los servicios de un tercero para llevar a cabo o promover la interrupción de un embarazo; o
  2. medios, objetos o procedimientos aptos para la interrupción de un embarazo, o haga declaraciones de dicho contenido con relación a esa aptitud, será pasible del pago de una multa o de una pena de prisión que no supere los dos años.

 

(2) El inciso (1) N°1 del presente artículo no se aplicará cuando los médicos o instituciones que prestan asistencia psicológica y que son reconocidos por la ley proporcionen información sobre qué médicos, hospitales o instituciones están preparados para realizar la interrupción de un embarazo conforme a las condiciones que estipulan los incisos (1) a (3) del 218a.

 

(3) El inciso (1) N°2 del presente artículo no se aplicará cuando el acto sea cometido con relación a médicos o personas que estén autorizados a comerciar con los medios u objetos mencionados en el inciso (1) N°2 o a través de una publicación en una revista especializada en medicina o farmacia.

 


 

Artículo 219b

Distribución de medios u objetos destinados a la interrupción del embarazo  

(1) Toda persona que, con el propósito de promover actos ilegales conforme al artículo 218, distribuya medios u objetos que fueran adecuados para la interrupción de un embarazo será pasible del pago de una multa o de una pena de prisión que no supere los dos años.

(2) La participación secundaria de una mujer en la preparación de la interrupción de su embarazo no será punible conforme al inciso (1) del presente artículo.

(3) Los medios u objetos relacionados con el hecho podrían ser objeto de incautación.

Artículos 220 y 220a

(derogado)