LEGISLACION INTERNACIONA SOBRE EL ABORTO – ISRAEL

La siguiente compilación se refiere a la legislación vigente en los siguientes países:

ISRAEL

Atención médica que pueden recibir los menores sin el consentimiento de los padres (derecho)

Fuente en hebreo: טיפולים רפואיים אשר קטין רשאי לעבור ללא הסכמת הוריו

En general, un menor de 18 años no puede recibir tratamiento médico sin el consentimiento de uno de sus padres o de un tutor.

Por ley, existen casos en los que se les permite a los menores decidir por sí mismos si desean recibir atención médica o no.

Si en uno de los casos contemplados por la ley, el tratamiento requiere relevar al facultativo del secreto profesional, el menor podrá firmar esa autorización.

 

 

Todos los derechos (Kol-Zchut) (www.kolzchut.org.il)

En general, un menor de 18 años no puede recibir tratamiento médico sin el consentimiento de uno de sus padres o de un tutor, salvo en los casos enumerados a continuación.

  • Existen algunos casos en los que la ley israelita permite a los menores de cierta edad decidir por sí mismos –sin el consentimiento de los padres– si desean recibir un tratamiento médico o negarse a hacerlo.

Atención médica de un menor cuando uno de sus padres ha sido condenado o acusado de cometer abuso sexual o actos de violencia

  • Si uno de los padres ha sido condenado por un delito sexual o de violencia contra un hijo menor de edad o está siendo juzgado penalmente por ese delito, no será necesario contar con su consentimiento para que ese hijo menor reciba tratamiento médico, y no recibirá información acerca de la atención médica que recibirá el niño.
  • El padre podrá solicitar al Tribunal de Familia que le conceda el derecho a prestar consentimiento para que su hijo reciba un tratamiento médico y obtener información sobre la atención médica. El Tribunal sólo aceptará esa solicitud en circunstancias excepcionales.

Exámenes y tratamientos médicos de rutina a menores mayores de 14 años

  • Un profesional de la salud podrá realizar un examen o tratamiento de rutina a un menor mayor de 14 años que asista sin acompañante y sin el consentimiento de los padres, a condición de que el menor preste su consentimiento informado respecto de ese procedimiento médico.
  • Se debe procurar que el diagnóstico y el tratamiento sugeridos sean comunicados y explicados al menor utilizando un lenguaje que le resulte comprensible. Asimismo, se le entregará una carta destinada a sus padres.
  • No obstante, antes de realizar exámenes o tratamientos que no sean de rutina o en una situación en la que se tema la existencia de una condición médica grave, o una condición que requiera de un seguimiento y/o tratamientos adicionales, el profesional de la salud se reunirá con los padres o se comunicará con ellos por teléfono para proporcionarles esta información y obtener su consentimiento. Si el menor se opone a informar a sus padres o si existe el temor de que el hecho de informarles resulte perjudicial para el niño, afecte su respuesta al tratamiento, o interfiera con su bienestar, se deberá convocar a un trabajador social de conformidad con la Ley de Menores.

Abortos

  • Una menor de cualquier edad que pretenda realizarse un aborto podrá aceptar el procedimiento sin necesidad de informar a los padres ni contar con su consentimiento.
  • En casos específicos, y con el fin de garantizar el bienestar de la menor, se deberá contar con la colaboración de un trabajador social o de un funcionario de bienestar social del centro médico.

Prueba de HIV/SIDA

  • En casos específicos, se podrá realizar al menos una prueba de HIV/SIDA a un menor sin necesidad de informar a los padres ni contar con su consentimiento.
  • En el caso de los menores mayores de 14 años, la prueba se realizará en uno de los centros autorizados por el Ministerio de Salud. La prueba debe ser aceptada por un médico de ese establecimiento.
  • En el caso de los niños menores de 14 años, se deberá contar con la aprobación de un equipo de profesionales que incluya a un médico y a un trabajador social.
  • Un tribunal de menores podrá, en función de una solicitud presentada por un funcionario de bienestar social, ordenar que se comunique el resultado positivo de la prueba a los padres del menor aun cuando éste se oponga.
  • Para obtener más información, consultar: Pruebas de HIV/SIDA a menores sin el consentimiento de los padres.

 

Internación psiquiátrica

  • Un menor mayor de 15 años puede negarse a ser internado en un hospital psiquiátrico por pedido de sus padres (o su tutor legal) o puede solicitar ser internado en un hospital o pabellón psiquiátrico a pesar de la oposición de sus padres, bajo la condición de que un tribunal de menores lo haya aprobado conforme a la Ley de Tratamiento de los Enfermos Mentales y a la Ley de Menores (Atención y Supervisión).
  • Un niño menor de 15 años también puede oponerse a la solicitud de uno de sus padres o de su tutor de ser internado en un hospital o pabellón psiquiátrico; si así sucede, se elevará el caso ante un comité psiquiátrico de distrito para niños y jóvenes, que decidirá si aprueba o no la internación. Los niños menores de 15 años no pueden solicitar ser internados sin el consentimiento de sus padres.
  • Para obtener más información, consultar: Internación voluntaria de un menor que sufre una enfermedad mental.

Pruebas genéticas

  • Los menores mayores de 16 años tienen derecho y están obligados a recibir explicaciones con relación a las pruebas a las que van a ser sometidos, ante la presencia de uno de sus padres. Asimismo, son necesarios tanto el consentimiento del padre como el del menor. Por otro lado, si un menor se niega a hacerse la prueba, la misma podrá no realizarse incluso si los padres han dado su consentimiento.

Instrucciones para los enfermos terminales

  • Los menores mayores de 17 años tienen derecho a hacer un testamento en vida y designar un representante con poder legal sobre cuestiones relacionadas con la atención médica que recibe el enfermo terminal conforme a la definición provista en la Ley de Enfermos Terminales.
  • Los menores mayores de 17 años que padecen una enfermedad terminal pueden tomar decisiones relacionadas con su tratamiento de la misma forma en la que lo hacen los adultos y no necesitan el consentimiento de los padres.
  • La solicitud de recibir tratamiento presentada por un niño menor de 15 años que padezca una enfermedad terminal tendrá un gran peso a la hora de tomar una decisión: si el menor desea recibir un tratamiento, la solicitud será aceptada aun cuando los padres se opongan.

¿Quién tiene derecho?

  • Todos los menores (que no hayan cumplido 18 años) que reúnan los requisitos correspondientes tendrán derecho a tomar decisiones médicas o a participar en la toma de decisiones médicas o relativas a procedimientos como se ha explicado anteriormente.

¿Cómo exigirlo?

  • Si corresponde, el menor puede solicitar atención médica incluso sin el consentimiento de los padres o tutor.
  • En los casos en que para brindar un tratamiento específico sea necesario relevar al facultativo del secreto profesional, el menor podrá firmar esa autorización (sólo aplicable a los casos señalados anteriormente en los que el menor reúna las condiciones para recibir o negarse a recibir un tratamiento sin el consentimiento de los padres). Para obtener más información, consultar: Relevamiento del Secreto Profesional Respecto de un Menor.

A tener en cuenta

  • En todos los demás casos, deberá obtenerse el consentimiento de los padres (salvo en situaciones de emergencia en las que, por el bien del niño, sea necesario tratarlo aun cuando no se cuente con el consentimiento de los padres o se sepa que se oponen al tratamiento).
  • Como regla general, se debería contar con el consentimiento de ambos padres; sin embargo, en términos generales, se supone que, si uno de los padres presta su consentimiento, el otro también está de acuerdo.
  • En consecuencia, para los exámenes médicos de rutina (tales como los controles en el consultorio, las vacunas que se aplican periódicamente, los análisis de laboratorio de rutina o el suministro de medicamentos que no sean narcóticos) basta con la aprobación de uno de los padres, a menos que de algún otro modo el personal que realiza el tratamiento sepa (por ejemplo, en función de tratamientos anteriores) que el otro padre se opone a la utilización de cierto medicamento o a cierto tipo de tratamiento.
  • Si uno de los padres no se encuentra presente al momento del tratamiento, pero se comunica con el centro médico y exige prestar su consentimiento, el personal médico deberá esperar a recibir ese consentimiento antes de tratar al menor, siempre que, a criterio del médico, la espera no dañe al paciente.
  • En un tratamiento que no sea de rutina (tal como una cirugía, un tratamiento psiquiátrico, una internación y el suministro de medicamentos narcóticos), y con el fin de mejorar el tratamiento del menor, se deberán hacer todos los esfuerzos posibles para obtener el consentimiento de ambos padres, siempre que, a criterio del médico, la espera no dañe al paciente.
  • En los casos de urgencia, bastará con la aprobación de uno de los padres. No obstante, posteriormente se deberá notificar al otro padre.
  • En algunos casos el menor está imposibilitado de dar su consentimiento para recibir un tratamiento, pero su consentimiento es tan necesario como el consentimiento paterno. Para obtener más información, consultar: Consentimiento informado para tratamientos médicos (en el apartado sobre “Consentimiento informado para tratamientos médicos de menores”).

Otras publicaciones

  • Tratar a un menor sin el consentimiento de los padres o cuando los padres no están de acuerdo – Centro de Información e Investigación del Knéset, 24.02.2014.

Extraído de “http://www.kolzchut.org.il/en/Medical_Care_Minors_May_Receive_without_Parental_Consent”

Actualizado por última vez el 9 de febrero de 2018 a las 12:23.

Interrupción del embarazo (derecho)

Fuente en hebreo: הפסקת הריון

Todos los derechos (Kol-Zchut) (www.kolzchut.org.il)

·         Las interrupciones de embarazos (abortos) son realizadas conforme a la ley israelita y requieren de la aprobación de un comité de interrupción de embarazos.

·         El comité podrá aprobar la interrupción de un embarazo únicamente si está justificada en virtud de alguno de los motivos establecidos por la ley.

·         El comité está autorizado a aprobar la interrupción de un embarazo una vez que haya recibido el consentimiento informado de la mujer.

·         La interrupción de un embarazo sin la aprobación del comité podrá ser considerada un delito penal.

·         Para obtener más información, consultar el sitio web del Ministerio de Salud y el sitio web de Cal Health.

Antes de realizar un aborto, se debe informar al comité de interrupción de embarazos que, conforme a la Ley Penal, goza de autoridad para aprobar la interrupción de un embarazo.

Circunstancias en las que el comité puede aprobar la interrupción de un embarazo

  • De conformidad con el Artículo 316 de la Ley Penal, el comité está autorizado a aprobar la interrupción de un embarazo en los siguientes casos:
  1. Si la mujer es menor de 18 años o mayor de 40 años.
  2. Si la mujer no está casada o si el embarazo es extramatrimonial.
  3. Si el embarazo es el resultado de relaciones incestuosas o relaciones consideradas ilegales por la ley penal.
  4. Si existe la posibilidad de que el bebé nazca con una anomalía congénita física o mental.
  5. Si la continuidad del embarazo puede poner en riesgo la vida de la madre o generarle un daño físico o emocional.
  • El comité podrá tomar decisiones únicamente con relación a solicitudes presentadas cuando el embarazo no haya superado las 24 semanas completas conforme al resultado de un estudio de ultrasonido que confirmen el estadio del embarazo. Cuando el embarazo haya superado las 24 semanas, será elevado a un comité especial.

¿Quién tiene derecho?

  • Todas las mujeres que decidan interrumpir un embarazo tienen derecho a presentar una solicitud al comité de interrupción de embarazos.

¿Cómo se accede?

  • Todas las mujeres que decidan interrumpir un embarazo pueden comunicarse con cualquier comité de cualquier hospital o clínica quirúrgica en Israel sin importar cuál sea su domicilio. Presionar aquí para obtener una lista de los comités con su respectiva información de contacto.
  • Cada hospital y cada comisión establece sus propios procedimientos con relación a las solicitudes y a los plazos de las audiencias de modo que es necesario comunicarse con ellos para obtener información específica.
  • Las mujeres que presenten una solicitud a un comité deben tener una identificación oficial tal como un documento de identidad (teudat zehut), un pasaporte o una licencia de conducir.
  • La documentación médica pertinente (por lo general, resultados de estudios de sangre e imágenes de ultrasonido), de conformidad con los procedimientos de cada hospital, deberá ser entregada al comité.
  • Al inicio del proceso, el trabajador social o la enfermera del comité le explicarán a la mujer los procedimientos relacionados con la solicitud. Luego, la mujer tendrá derecho a hablar con un médico que le explicará los riesgos que implica realizarse un aborto y las posibles consecuencias.
  • En los casos en los que el motivo de la solicitud sea la preocupación de que el bebé nazca con una anomalía congénita o el estado de salud de la madre, es posible consultar a otro médico especialista. El médico a cargo o el comité podrán ayudar a la mujer a ponerse en contacto él.

La decisión del comité

  • En general, el comité se pronuncia de forma inmediata. La aprobación para la interrupción de un embarazo debe ser entregada por escrito y debe incluir la justificación de la aprobación.
  • Posteriormente, se establecerá la fecha en la cual se realizará el procedimiento. El aborto debe ser realizado en el mismo hospital en el que el comité haya otorgado su aprobación.
  • Si el comité tiene la intención de rechazar una solicitud de interrupción de un embarazo, debe darle la oportunidad a la mujer que la haya presentado de comparecer ante el comité y presentar los fundamentos que motivan su solicitud.
  • Si el comité rechaza la solicitud de interrupción de su embarazo, la mujer que la haya presentado puede comunicarse con un comité ubicado en otra institución médica (si se comunica con otro comité, deberá abonar nuevamente los honorarios por la consulta).

El proceso para niñas menores de 19 años

  • La niña tiene derecho a que su plan de salud le brinde cobertura total del proceso, incluidas la presentación de la solicitud al comité y la interrupción del embarazo en sí. Sin embargo, tiene derecho a pagarlo de forma privada si así lo desea y se le cobrará la totalidad de los honorarios.
  • En el caso de las niñas, las interrupciones de embarazos se realizan únicamente en hospitales. Los comités de los hospitales tienen la obligación de recibir a cualquier niña que acuda a ellos.
  • La niña debe tener una identificación con una fotografía actualizada. Si no concuerdan todos los documentos, el trabajador social verificará con la niña sus datos personales básicos (nombre, número de documento si lo tiene, nombres de sus padres, domicilio y número de teléfono).
  • Una niña tiene derecho tanto a tener prioridad para concertar una cita con el comité por la interrupción de un embarazo como a recibir asistencia especial si fuera necesaria.
  • Una niña que comparece ante el comité sin la documentación médica será recibida por el comité y se completará la información mientras ella se encuentre en el hospital.
  • Una niña que comparece ante el comité sin haber obtenido la garantía de cobertura de su plan de seguro de salud será aceptada sin obligarla a realizar ningún pago y el plan de salud deberá otorgarle la garantía de cobertura a posteriori.
  • Una trabajadora social se reunirá con la niña antes de la audiencia con el comité y el comité le comunicará la decisión a la niña de forma inmediata.
  • Una niña tiene prioridad para concertar una cita con el comité por la interrupción de un embarazo y se le entregará el número de teléfono de un trabajador social que la orientará durante el proceso de interrupción del embarazo.
  • La niña será aceptada para proceder a la interrupción de su embarazo aun cuando no haya presentado los resultados de todos los exámenes médicos necesarios. Los exámenes que falten se podrán realizar en el hospital durante el proceso. La niña tiene derecho a que una enfermera se encuentre presente mientras le realicen los exámenes y los tratamientos con el propósito de resguardar su privacidad.
  • La niña tiene derecho a atravesar el proceso (tanto la audiencia con el comité como la interrupción del embarazo) sin el consentimiento ni el conocimiento de los padres.
  • Para obtener más información, consultar el paquete informativo para niñas que transitan un embarazo no planeado que se encuentra en el sitio web del Ministerio de Salud.

Financiamiento

Situaciones en las que la interrupción de un embarazo es financiada con fondos públicos

  • Las interrupciones de embarazos financiadas con fondos públicos en el marco de los Fondos para el cuidado de la salud se realizan en cada uno de los siguientes casos:
  • Una mujer de hasta 33 años.
  • Un embarazo que resulte de relaciones ilegales conforme a la ley penal (por ejemplo, casos de adulterio o de violación), independientemente de la edad de la mujer.
  • Si existe la posibilidad de que el bebé nazca con una anomalía física o mental, independientemente de la edad de la mujer.
  • Si la continuación del embarazo podría poner en peligro la vida de la mujer u ocasionarle un daño físico o emocional, independientemente de la edad de la mujer.
  • Por indicación médica, independientemente de la edad de la mujer.

Otros casos en los que la interrupción de un embarazo es financiada con fondos públicos

  • Las interrupciones de embarazos de menores que carecen de capacidad jurídica en Israel son financiadas por el Ministerio de Salud. Para obtener más información, consultar la Circular 14/2009 del Ministerio de Salud del 02.04.2009 – interrupción del embarazo de menores que carecen de capacidad jurídica en Israel.
  • La interrupción del embarazo de una soldado que quedó embarazada mientras prestaba servicios en el ejército será financiada por el ejército. Para obtener más información acerca de los abortos de soldados, incluidos sus derechos, los procedimientos correspondientes y la financiación, consultar el sitio web del Asesor sobre Cuestiones de Género de la Jefatura de Gabinete.

Costo de la financiación privada

  • Para aquellas mujeres que no puedan acceder a la financiación con fondos públicos, la creación de un expediente de interrupción de su embarazo, la cita con un comité de interrupciones de embarazos y la realización de un aborto estarán sujetos a los costos financieros establecidos en la Lista de Precios del Ministerio de Salud. Por otra parte, la mujer podrá presentar documentación que demuestre que cuenta con la cobertura de su plan de seguro de salud.
  • Las listas de precios del Ministerio de Salud para las interrupciones de embarazos a partir del 11.01.2018 son las siguientes (se recomienda consultarlas periódicamente):
  • Honorarios correspondientes al comité de interrupción de embarazos: 424 NIS con la derivación del plan de salud o 433 NIS sin la derivación. Se debe conservar la orden para cobrar el reintegro.
  • Aborto con medicamentos: 2.141 NIS con la derivación del seguro de salud o 2.188 NIS sin la derivación (incluye un aborto quirúrgico posterior en caso de ser necesario).
  • Aborto quirúrgico: 2.972 NIS con la derivación del seguro de salud o 3.037 NIS sin la derivación.
  • Una vez recibida la aprobación del comité, se debe solicitar el compromiso de cobertura (Formulario 17) al seguro de salud. (La mayoría de los hospitales cuentan con sucursales de los seguros de salud en las que se puede solicitar el formulario, presentar la factura al comité y cobrar el reintegro).

Resguardo de la confidencialidad

  • Toda documentación e información relacionada con una solicitud presentada ante un comité de interrupción de embarazos, así como sus deliberaciones y decisiones son de carácter privado y confidencial.
  • De conformidad con las instrucciones provistas por el Ministerio de Salud, los hospitales son responsables de resguardar la confidencialidad de la información tratada en los comités (incluye la celebración de las audiencias y la ubicación de las salas de espera en lugares apartados del hospital que no sean de fácil acceso para el público general).
  • Las niñas menores de 18 años pueden presentar una solicitud a un comité de interrupción de embarazos y realizarse un aborto incluso sin el consentimiento de uno de los padres o de un tutor. Para obtener más información, consultar: Atención médica que pueden recibir los menores sin el consentimiento de los padres.
  • Importante: En algunos casos, el tribunal puede relevar al facultativo del secreto profesional.

Ejemplo

Una mujer recurre al comité conforme al punto “embarazo extramarital” y declara su deseo de realizarse un aborto (en el marco del “consentimiento informado”) durante los trámites de divorcio, el cónyuge puede solicitarle al tribunal que releve al facultativo del secreto profesional con el propósito de probar que su esposa lo engañó. Esto es particularmente importante en los tribunales religiosos.

Abortos que constituyen delitos

  • Los abortos están reglamentados de conformidad con la Ley Penal, en virtud de la cual toda persona que interrumpa el embarazo de una mujer a sabiendas mediante el uso de la medicina o de cualquier otro recurso será pasible del pago de una multa o de una pena de prisión por el término de 5 años.
  • Conforme a la ley, un ginecólogo no será responsable penalmente por realizar un aborto si se cumplen las dos condiciones siguientes:
  1. El aborto se realiza en un centro médico autorizado.
  2. Un comité de interrupción de embarazos autorizado por la ley otorga su aprobación.

Consentimiento informado

  • Un comité sólo podrá otorgar su aprobación para realizar un aborto luego de que la madre presente su consentimiento informado.
  • El consentimiento informado debe ser presentado por escrito, una vez que se le hayan explicado a la madre los riesgos físicos y emocionales inherentes al aborto.
  • Como condición para realizar un aborto, se le solicitará a la mujer que firme un formulario de consentimiento informado para realizar un aborto, donde deberá constar que ha recibido una explicación clara y detallada del procedimiento antes de firmar.

Comité de interrupción de embarazos avanzados

  • Es necesaria la aprobación de un comité especial de interrupción de embarazos avanzados para interrumpir un embarazo que haya superado las 24 semanas completas.
  • Una solicitud podrá ser presentada a este comité a través del comité normal de interrupción de embarazos o del ginecólogo a cargo.
  • Los comités de interrupción de embarazos avanzados están constituidos por 5 miembros.
  • El comité no rechazará una solicitud sin haberle dado la oportunidad a la mujer que la presente de comparecer ante el comité y explicar los fundamentos que motivan su solicitud.
  • Del mismo modo que con todos los comités de interrupción de embarazos, estos comités especiales están sujetos a las disposiciones de la Ley Penal que establece los motivos aceptados para permitir la interrupción de un embarazo.

Para tener en cuenta

  • El padre del feto no tiene autoridad legal ante el comité de interrupción de embarazos y no es necesario su consentimiento para realizar un aborto. Si la mujer así lo desea, el padre puede estar presente en la audiencia con el comité.
  • Una vez realizada la interrupción de un embarazo, es importante recibir asistencia psicológica y asesoramiento adecuados con relación a la planificación familiar, la prevención de embarazos no deseados, así como también asesoramiento genético (si fuera necesario) antes de que se produzca un nuevo embarazo.
  • Composición del comité:
  • El comité de interrupción de embarazos está constituido por 3 miembros: un especialista en Obstetricia y Ginecología, otro médico especialista y un trabajador social.
  • Al menos uno de los miembros del comité debe ser una mujer.

Organismos gubernamentales

  • Ministerio de Salud

Leyes y reglamentaciones

  • La Ley Penal
  • Circular N° 2/14 del Ministerio de Salud del 12.01.2014 que amplía el número de servicios de salud ofrecidos a partir del 2014.
  • Circular 23/07 del director del Ministerio de Salud del 19.12.2007 con relación a los comités de interrupción de embarazos avanzados.

Reproducción y aborto:

Legislación y políticas

Febrero de 2012

 

 

III. Regulación y sanciones para abortos ilegales

La ley penal 5737-1977[1] con enmiendas, impone una pena de cinco años de prisión o una multa a “toda persona que intencionadamente interrumpa el embarazo de una mujer, ya sea por medio de un tratamiento médico o de otro modo…”[2]. Sin embargo, una mujer que se someta a un aborto ilegal no será penalmente responsable[3].

No obstante esta disposición, un registro de las penas impuestas a los infractores que han violado el artículo 313, no ha revelado ningún caso en el que un médico haya sido procesado por realizar un aborto. Los casos en que los infractores fueron condenados por cometer el delito de interrumpir un embarazo, son relativamente infrecuentes y por lo general implican delitos penales violentos. En 2001, por ejemplo, la Corte Suprema confirmó la condena de un médico casado que solicitó a tres personas que interrumpieran el embarazo de su amante, mediante un asalto[4].

  1. Exenciones de responsabilidad penal

La ley exime de responsabilidad penal a todo ginecólogo que interrumpa el embarazo de una mujer en una institución médica reconocida, una vez obtenida la correspondiente aprobación de un Comité para la Interrupción del Embarazo, perteneciente a dicha institución[5].

 

La ley también exime de responsabilidad penal a todo médico calificado, por la interrupción de un embarazo, si dicha interrupción fue requerida con urgencia, con el fin de salvar la vida de la mujer o evitar que sufra un daño grave e irreparable. Del mismo modo, todo médico calificado está exento de responsabilidad, si la interrupción tiene lugar durante la prestación de otro tratamiento médico en el cuerpo de la mujer, cuando el médico no conocía previamente el embarazo y la interrupción era necesaria para el mencionado tratamiento médico. La exención bajo estas condiciones exige una detallada notificación por escrito, dentro de los cinco días posteriores al procedimiento[6].

 

  1. El Comité para la Interrupción de Embarazos
  2. Composición

El Comité para la Interrupción de Embarazos (CIE) es designado por el director de un hospital registrado conforme a la Ordenanza de Salud Pública 1940[7] con sus enmiendas, o, en el caso de otra institución médica reconocida, por el Ministro de Salud. El comité debe estar integrado al menos por una mujer e incluir

  • un médico calificado con título de especialista en obstetricia y ginecología;
  • otro médico calificado que ejerza obstetricia y ginecología, medicina interna, psiquiatría, medicina familiar o salud pública; y
  • un trabajador social matriculado[8].
  1. Motivos para la aprobación de abortos

De conformidad con la legislación penal, después de haber recibido el consentimiento informado de la mujer, el comité podrá otorgar la autorización para la interrupción del embarazo, si ha determinado que dicha interrupción se justifica en base a una de las siguientes razones:

  • la mujer tiene menos de diecisiete o más de cuarenta años de edad;
  • el embarazo es el resultado de una relación prohibida por la legislación penal, incestuosa o extramatrimonial;
  • el feto puede tener una discapacidad física o mental; o
  • la continuación del embarazo puede poner en peligro la vida de la mujer o causarle un daño físico o mental[9].

Una quinta condición – a saber, una “cláusula económica” – fue derogada el 3 de enero de 1980[10]. Dicha disposición autorizaba previamente al CIE a aprobar un aborto si “la continuación del embarazo podía causar un daño severo a la mujer o sus niños, debido a las duras condiciones familiares o sociales de la mujer y su entorno[11]”.

 

Para la interrupción del embarazo, la legislación exige que la mujer brinde su consentimiento informado por escrito, después de haber recibido información sobre los peligros físicos y mentales asociados a dicha interrupción[12]. La ley establece claramente que el consentimiento de una menor no requiere la aprobación de sus padres ni tutores[13]. Además, la solicitud de una mujer no puede ser rechazada, excepto que se le haya brindado la oportunidad de comparecer ante el comité y explicar sus razones[14]. La aprobación de un pedido de interrupción de un embarazo por parte del comité no obliga a ningún ginecólogo a efectuar un aborto, si dicha intervención está en contra de su conciencia u opinión médica[15].

 

  1. Contexto político del debate sobre el aborto en Israel
  2. Datos estadísticos

Aunque la legislación israelí impone limitaciones estrictas a los abortos, en la práctica el 98,5% de todas las solicitudes para efectuar un aborto fueron aprobadas en 2009, y el 98,7% en 2010[16].  Según un comunicado de prensa emitido por la Oficina Central de Estadísticas el 20 de septiembre de 2011, el porcentaje de abortos efectuados en Israel ha descendido desde 15,2 de cada 100 embarazos reconocidos en 1988 a 11,0 en 2009[17]. Entre 2007 y 2009 el porcentaje de abortos que se sabe que se realizaron en Israel fue menor que en Europa Occidental. En comparación con Estados Unidos, Reino Unido y Canadá, la tasa de abortos de 2006-2010 fue igualmente mucho más baja[18]. La información adicional indica que en Israel el 13,3% de las solicitudes de aprobación de la interrupción de un embarazo fueron presentadas por mujeres menores de diecinueve años de edad, el 51,4% implicó un embarazo extramatrimonial y el 19,1%, un embarazo que involucraba un defecto mental o psicológico del feto[19].

  1. Política estatal

El Estado apoya la planificación familiar y subsidia tanto los anticonceptivos como los abortos. Los abortos que involucran a adolescentes de diecinueve años de edad o menos están totalmente financiados[20], de igual modo que los abortos relacionados con defectos fetales, violación o incesto. Sin embargo, los abortos debidos a embarazos extramatrimoniales son subsidiados en forma parcial[21].  En enero de 2011, cuando este autor llevó a cabo un primer estudio sobre las políticas reproductivas israelíes, existía información detallada sobre la interrupción del embarazo en el sitio web del Ministerio de Salud del Estado de Israel. En dicho sitio web se presentó un folleto que brindaba orientación a las adolescentes embarazadas. El mencionado folleto ya no se encuentra disponible directamente en el sitio web del Ministerio, pero fue archivado[22]. El folleto hace hincapié en el derecho de las adolescentes a elegir y aclara que no es necesario el consentimiento de su pareja ni de sus padres para la interrupción del embarazo[23]. En el folleto se destacaban (en párrafos especiales de color rosa) comentarios como los siguientes:

 

Recuerda:

  1. ¡Este es tu cuerpo! Nadie puede decidir por ti ni forzarte a dar a luz o someterte a un aborto.
  2. Nadie puede estar 100% seguro con respecto a la decisión “perfecta”…[24]

 

Recuerda:

La interrupción de un embarazo no es un “anticonceptivo”[25].

 

El folleto del Ministerio de Salud establecía que a la adolescente se le brindaría confidencialidad total, excepto en los casos en que la divulgación fuera necesaria para protegerla de daños o abusos por parte de un pariente o tutor.

El tono del folleto fue de apoyo y discutió los posibles sentimientos de las adolescentes con respecto al embarazo, mientras se practica un aborto, declarando, por ejemplo:

Durante la interrupción del embarazo, para aliviar la tensión se recomienda pensar e imaginar aventuras positivas:

  • una caminata por la playa o estar tendido en el pasto
  • un lugar familiar en el que te sientas segura
  • viajar y descubrir un lugar nuevo en el que nunca hayas estado
  • gente querida e importante en tu vida[26].

La última parte del folleto trata sobre anticonceptivos y recomienda que después del aborto, la adolescente debería considerar el uso de anticonceptivos para evitar otro embarazo y enfermedades de transmisión sexual. Como en todo el folleto, se hizo hincapié en el derecho de la adolescente a tomar decisiones con respecto a su embarazo, así como también a tener o no relaciones sexuales[27].

  1. Debate político sobre el aborto y sus orígenes

En Israel, el debate sobre la legalidad y la conveniencia de realizar un aborto tiene un alcance limitado en comparación con Estados Unidos. En general, las organizaciones judías ortodoxas y los partidos políticos, que constituyen una minoría relativa dentro de la esfera pública y política de Israel, tienden a oponerse al aborto por motivos de la Halajá (ley judía)[28]. Por otra parte, los partidos de izquierda han demostrado interés en eliminar cualquier restricción al acceso al aborto.  Sin embargo, según se informa, la mayoría de los israelíes no han expresado posiciones sólidas sobre este tema[29].

En junio de 2009, la presentación de un proyecto de ley que proponía anular los CIE en Israel habría provocado un debate político sobre el aborto. Dicho proyecto fue presentado por dos miembros de la Knesset pertenecientes al partido de centro Kadima, y por uno del partido de izquierda Meretz y otro del partido comunista Hadash[30]. De acuerdo a las notas explicativas del proyecto de ley, los procedimientos de aborto existentes según la legislación israelí, son “paternalistas, dado que no otorgan a la mujer la libertad de elegir ni le permiten asumir la responsabilidad de su elección”[31]. Las notas explicativas también establecen que los motivos específicos que se exigen como base para la aprobación de las solicitudes de aborto en Israel significan “que el mero deseo de una mujer de interrumpir un embarazo no es motivo suficiente para la aprobación del comité”[32].

De acuerdo con las notas explicativas del proyecto de ley, la falta de implementación y la existencia de los CIE han creado una desigualdad entre las mujeres de medios que utilizan las clínicas privadas para someterse a un aborto no autorizado y aquellas de menores recursos que deben obtener la aprobación del CIE para conseguir la cobertura del seguro médico. Por lo tanto, dichas notas finalizan señalando que la ley del aborto es contraria a las libertades personales y propone anular los requisitos para la aprobación del CIE[33]. El miembro de la Knesset, Nitzan Horowitz, coautor del proyecto de ley de 2009, presentó otro proyecto en octubre de 2010, para exigir igualmente la abolición de los CIE, por las mismas razones[34].

En un artículo publicado en octubre de 2009, una investigadora israelí advirtió sobre las crecientes tensiones con respecto a los abortos en Israel, en relación con el proyecto de ley de 2009. La autora, la Dra. Yael Hashiloni-Dolev, sugirió que, en comparación con Estados Unidos, Alemania e Irlanda, el aborto nunca había sido objeto de un debate público serio en Israel. La única vez que se había mencionado el tema del aborto en la política israelí fue en conexión con las demandas formuladas por los partidos Jaredíes (ultraortodoxos) como una de sus condiciones previas para unirse a los acuerdos de coalición. Esto se relaciona con la derogación de la efímera cláusula “socio-económica” que reconocía las condiciones socioeconómicas de la madre como un motivo para la aprobación de la interrupción del embarazo[35].

Una revisión de los acuerdos celebrados entre el Likud y sus socios de coalición en el actual gobierno, y específicamente el acuerdo del 1° de abril de 2009 con el Partido Jaredí del Judaísmo Unido de la Torá (ultraortodoxo)[36], no ha señalado ninguna condición con respecto a un cambio del status quo sobre el aborto en Israel. Sin embargo, este acuerdo de coalición exigía que el Ministerio de Salud fuera encabezado por un Viceministro de Salud del Partido del Judaísmo Unido de la Torá que informaría de manera directa al Primer Ministro Benjamín Netanyahu. En la actualidad, el Sr. Yakov Litzman[37] del Judaísmo Unido de la Torá desempeña dicho rol.

En su artículo de 2009, mencionado anteriormente, la Dra. Hashiloni-Dolev advirtió que el cambio propuesto por los autores del proyecto de ley de 2009 destinado a brindar a las mujeres israelíes “plena autonomía y promover sus libertades personales, podría despertar a las organizaciones religiosas que hasta entonces habían cerrado sus ojos con respecto al acuerdo tácito entre el Ministerio de Salud y las mujeres israelíes que se someten a abortos aunque no cumplan los criterios de la legislación”[38].

También argumentó que la legislación israelí sobre el aborto, al igual que otras leyes en Israel, era el producto de un compromiso político que alentaba a las mujeres a mentirles a los CIE o exponer ante ellos hechos íntimos de sus vidas. De acuerdo con la Dra. Hashiloni-Dolev, aunque dicho acuerdo resultaba contradictorio para cualquier agenda feminista que negara la participación del Estado en la decisión de una mujer, este acuerdo resultaba admisible porque en la práctica había posibilitado la aprobación del 98% de todas las solicitudes de aborto de 2008. Por lo tanto, advirtió:

 

Cuando los miembros de la Knesset buscan justicia, sería mejor que tuvieran cuidado de no despertar a los demonios que finalmente podrían alcanzar un efecto contrario. Cabe esperar que se demuestre lo erróneo de esta preocupación y nos demos cuenta de que estamos preparados para una ley que respete el derecho de la mujer sobre su cuerpo, sin que el Estado intervenga ni supervise el mundo íntimo de las mujeres[39].

No está claro el impacto de los proyectos de ley presentados por los miembros liberales de la Knesset con respecto a la eliminación de las restricciones al aborto, reavivando el debate sobre el tema en Israel. Una revisión de los proyectos que exigen el resultado opuesto, específicamente, restringir aún más el acceso al aborto, permitió identificar un proyecto de ley presentado por el miembro de la Knesset, Nisim Zeev[40], del partido religioso Shas (Sefardíes Observantes de la Torá) el 11 de julio de 2011[41]. Dicho proyecto incluye disposiciones similares a las propuestas en un proyecto de 2007 para prohibir los abortos después de la vigésimo segunda semana de embarazo[42], que fue rechazado por el Comité Ministerial el 8 de noviembre de 2010[43].

  1. Líderes religiosos

En diciembre de 2010, los rabinos jefes de Israel, Yona Metzger y Shlomo Amar instaron a todos los rabinos israelíes a luchar contra lo que denominaron “epidemia de abortos en nuestro país”[44]. Los rabinos jefes, uno askenazi (de ascendencia europea) y el segundo sefardí (con origen en el Norte de África), son empleados del Estado designados con la conformidad del Gran Rabinato según la legislación israelí 5740-1980[45].

Según los informes, el último año  los rabinos jefes enviaron una carta a todos los rabinos de Israel, con instrucciones para “abordar la lectura del libro del Éxodo de la Torá durante sus sermones sabatinos sobre la “prohibición bíblica de matar fetos en los vientres de sus madres””[46]

Los medios israelíes han informado que las recientes cartas de los rabinos se basaban en los hallazgos de un comité especial designado por el Gran Rabinato de Israel hace tres años, con el fin de investigar la situación del aborto en el país. Dicho comité descubrió que de alrededor de 50.000 abortos que presuntamente se realizan cada año en Israel, 30.000 son ilegales. En base a estos hallazgos, los rabinos jefes han continuado destacando la importancia de oponerse al aborto cada año, como preparación para el sermón del éxodo, que habla de las parteras hebreas que en Egipto desoyeron la orden del faraón y se rehusaron a arrojar los bebés varones al río Nilo[47].

Considerando que el aborto es el “verdadero asesinato del alma”, y señalando que “además de la gravedad del pecado, también demora la salvación”[48], según se informa, la carta de los rabinos jefes presenta un plan de tres etapas para reducir el número de abortos en Israel:

en primer lugar, los rabinos jefes pidieron que, con la ayuda de sus sermones y los canales de información, los rabinos locales alienten el nacimiento entre los judíos y eviten los abortos innecesarios. En segundo lugar, les pidieron a los rabinos que repartan folletos “de preparación para un matrimonio feliz” a todas las parejas que vayan a casarse. Y en tercer lugar, consultar con un médico con respecto a dicha acción[49].

  1. Agenda de los partidos políticos sobre el aborto

En su sermón semanal en diciembre de 2010, el líder espiritual de Shas, el rabino Ovadia Yosef, abordó lo que llamó la “epidemia” de abortos en Israel[50]. Shas (abreviatura de Sefardíes Observantes de la Torá) es un partido político que representa principalmente a los israelíes religiosos que descienden de los judíos de África del Norte. El rabino Ovadia Yosef es una prestigiosa autoridad halájica y líder espiritual de Shas[51].

En 2010, la oposición de Shas al aborto se encontró con un fuerte desacuerdo en el marco de un debate en la Comisión de la Situación de la Mujer de la Knesset. El parlamentario Nitzan Horowitz, del partido de izquierda Meretz, atacó duramente las acciones de los grandes rabinatos en contra de los abortos y destacó que las mujeres son las únicas que pueden tomar decisiones sobre someterse o no a un aborto. Rechazó todas las amenazas y esfuerzos para influir en las decisiones de las mujeres en esta área[52].

[1] Legislación penal, 5737-1977, LEYES DEL ESTADO DE ISRAEL [LEI] (Traducción autorizada del hebreo, elaborada en el Ministerio de Justicia) (Volumen especial) (1977) con enmiendas.

[2] Ídem § 313.

[3] Ídem § 320.

[4] Ver, por ejemplo, CA 1655/00 Estado de Israel c/ Fuad Musa (12 de noviembre de 2001) disponible en la base de datos jurídicos Nevo (por suscripción).

[5] Legislación penal, 5737-1977, § 314.

[6] Ídem § 317.

[7] Ordenanza de Salud Pública 1940, ITON RISHMI (El boletín oficial durante el mandato del Consejo Provisional del Estado) N°1065, 1° pr., págs. 191, 239a, con enmiendas (el texto completo con todas las enmiendas, se encuentra disponible en la base de datos jurídicos NEVO http://www.nevo.co.il (por suscripción).

[8] Legislación penal, 5737-1977, § 315, LEI (volumen especial) (1977) con enmiendas.

[9] Ídem § 316(a).

[10] Ídem

[11] Ver la legislación penal 5737-1977, § 316(5), derogada por la enmienda N° 8, SH N° 954, pág. 40, disponible en la base de datos jurídicos NEVO LEGAL DATABASE http://www.nevo.co.il (por suscripción).

[12] Ídem § 316(b).

[13] Ídem

[14] Ídem § 316(c).

[15] Ídem § 318.

[16] Comunicado de prensa, oficina Central de Estadística del Estado de Israel, solicitud de interrupción del embarazo en 2009, y datos provisionales de 2010 (20 de septiembre de 2011), http://www.cbs.gov.il/reader/newhodaot/hodaa_template. html?hodaa=201105237.

[17] Ídem al 4.

[18] Ídem al 9.

[19] Ídem a 1, 6-8; Para obtener información adicional detallada, ver Interrupción del embarazo según la ley, 1990- 2010, MINISTERIO DE SALUD (noviembre de 2011), http://www.health.gov.il/PublicationsFiles/preg1990_2010.pdf.

[20] Ampliación de la elegibilidad para la interrupción del embarazo en adolescentes menores de diecinueve años de edad, Directiva N°38/2008, MINISTERIO DE SALUD (21 de septiembre de 2008), http://www.health.gov.il/hozer/mr38_2008.pdf.

[21] Mital Yasor Beit-Or, El aborto costoso: el precio aumentó de 1.400 to 2.200 Shekels, YNET (8 de agosto de 2010), http://www.ynet.co.il/articles/0,7340,L-3931800,00.html (en hebreo); para obtener información adicional sobre el financiamiento del aborto, ver financiación pública de la salud reproductiva, art. VII, a continuación

[22] Información para las adolescentes sobre un embarazo no planificado, MINISTERIO DE SALUD DEL ESTADO DE ISRAEL, http://www.old.health.gov.il/download/pages/preg010210.pdf (visitado por última vez el 3 de febrero de 2012).

[23] Ídem al 8-9.

[24] Ídem al 5.

[25] Ídem al 10.

[26] Ídem a § 19.

[27] Ídem a § 20.

[28] Sin embargo, la ley judía permite el aborto en algunas circunstancias, incluyendo cuando el embarazo amenaza la vida de la madre. Ver, por ejemplo, Daniel Eisenberg, El aborto y la Halacha, BIBLIOTECA VIRTUAL JUDÍA, http://www.jewishvirtuallibrary.org/jsource/Judaism/abortion.html (visitada por última vez el 2 de febrero de 2012).

[29] Yael Hashiloni-Dolev, Abortemos tranquilamente, YNET (30 de octubre de 2009), http://www.ynet.co.il/articles/0,7340, L-3796232,00.html (en hebreo).

[30] Anulación del Comité sobre el Aborto (Enmienda) 5769-2009, SITIO WEB DE LA KNESSET, http://www.knesset.gov.il/privatelaw/data/18/1382.rtf (visitado por última vez el 1° de febrero de 2012).

[31] Ídem

[32] Ídem

[33] Ídem

[34] Proyecto de ley de abolición de los CIE (Enmiendas), 5771-2010, SITIO WEB DE LA KNESSET, http://www.knesset.gov.il/ privatelaw/data/18/2666.rtf (visitado por última vez el 31 de enero de 2012)

[35] Hashiloni-Dolev, supra nota 86.

[36] Acuerdo de coalición entre los partidos políticos Likud y Judaísmo Unido de la Torá, KNESSET (1° de abril de 2009), http://www.knesset.gov.il/docs/heb/addCoalition2009_2.pdf.

[37] Miembros actuales de la Knesset, SITIO WEB DE LA KNESSET, http://www.knesset.gov.il/mk/eng/mk_eng.asp?mk_ individual_id_t=216 (visitado por última vez el 31 de enero de 2012).

[38] Hashiloni-Dolev, supra nota 86.

[39] Ídem

[40] Miembro de la Knesset Nisim Zeev, SITIO WEB DE LA KNESSET, http://www.knesset.gov.il/mk/eng/mk_ eng.asp?mk_individual_id_t=206 (visitado por última vez el 31 de enero de 2012).

[41] PÁGINA WEB DEL SHAS, http://www.shasnet.org.il/Front/NewsNet/newspaper.asp (visitada por última vez el 31 de enero de 2012).

[42] Proyecto de ley penal (Disposiciones relativas a la interrupción del embarazo) (5768-2007) (24 de diciembre de 2007), SITIO WEB DE LA KNESSET, http://www.knesset.gov.il/privatelaw/data/17/3204.rtf; y (5771-2001) (11 de julio de 2011), id. en http://www.knesset.gov.il/privatelaw/data/18/3394.rtf.

[43] El proyecto de ley sobre el aborto fracasó, Litzman retó a su empleado de oficina, YNET (8 de noviembre de 2011), http://www.ynet.co.il/articles/0,7340,L-3981334,00.html.

[44] Rabino Levi Brackman y Rivkah Lubitch, Rabinos jefes: la lucha contra la “epidemia de abortos”, YNET (22 de diciembre de 2010), http://www.ynetnews.com/articles/0,7340,L-4002145,00.html.

[45] El Gran Rabinato en la legislación israelí, 5740-1980, 34 LSI 97 (5740-1979/89).

[46] Brackman y Lubitch, supra nota 101.

[47] Ídem

[48] Ídem

[49] Ídem

[50] Kobi Nahshoni, Rabino Yosef: Los médicos matan a la vida, YNET (27 de diciembre de 2010), http://www.ynetnews.com/ articles/0,7340,L-4004368,00.html.

[51] Para obtener más información, ver el sitio web del Shas, SHASNET.ORG, http://www.shasnet.org.il/Front/News Net/newspaper.asp (en hebreo; visitado por última vez el 1° de febrero de 2012).

[52] Un feroz debate en la Knesset sobre las actividades de los rabinatos contra el aborto, MERETZ (12 de enero de 2010), http://www.myparty.org.il/aspx/article.aspx?id=618 (en hebreo).

LEY PENAL 5737-1977

 CAPÍTULO 10: DAÑO FÍSICO

Parte 2: Interrupción del Embarazo

Definiciones

  1. En la presente Parte–

institución médica reconocida” – una institución o clínica reconocida por el Ministro de Salud como una institución médica a los efectos de la presente Parte y habiéndose publicado la notificación de dicho reconocimiento en el Reshumot (Boletín Oficial);

médico ginecólogo” – un médico calificado que posee un título de especialista en Obstetricia y Ginecología que le ha sido otorgado en cumplimiento de la Ordenanza que regula el ejercicio de la medicina [Nueva Versión] 5737-1976 (en adelante en la presente Parte: la Ordenanza); o un medico calificado que, con el propósito de obtener ese título, asiste a un curso especializado en una institución médica reconocida bajo la supervisión de un médico que posee el título antes mencionado.

Prohibición de la interrupción del embarazo

  1. Si una persona interrumpe a sabiendas el embarazo de una mujer, ya sea mediante un tratamiento médico o por cualquier otro medio, podrá ser condenada a una pena de cinco años de prisión o al pago de una multa de NS 150.000.

Interrupción del embarazo aprobada

  1. Un médico ginecólogo no será penalmente responsable por interrumpir el embarazo de una mujer si se cumplen las siguientes condiciones:

(1) la interrupción del embarazo es realizada en una institución médica reconocida;

(2) la aprobación que estipula el artículo 316 fue otorgada con anterioridad.

Comité

  1. La aprobación a efectos del artículo 314 deberá ser otorgada por un comité compuesto por tres integrantes; los miembros de una institución médica reconocida que sea un hospital registrado conforme a las disposiciones del artículo 25 de la Ordenanza de Salud Pública de 1940, serán designados por el director de la institución; en tanto que los miembros de cualquier otra institución médica reconocida serán designados por el Ministro de Salud o la persona autorizada por él para hacerlo; el comité estará compuesto por–

(1) un médico calificado quien, en virtud de la Ordenanza, posea el título de especialista en Obstetricia y Ginecología;

(2) un médico calificado adjunto que ejerza una de las siguientes especialidades: Obstetricia y Ginecología, Medicina Interna, Psiquiatría, Medicina Familiar, Salud Pública;

(3) una persona registrada como asistente social en virtud de la Ley de Servicios de Asistencia Social 5718-1958.

Al menos uno de los miembros del comité debe ser una mujer.

Aprobación

  1. (a) El comité podrá aprobar la interrupción del embarazo de una mujer luego de obtener su consentimiento informado si lo considera justificado por alguno de los siguientes motivos:

(1) la mujer es menor de edad para contraer matrimonio o mayor de cuarenta años;

(2) el embarazo es el resultado de relaciones prohibidas por el derecho penal o de relaciones incestuosas o extramaritales;

(3) es probable que el niño sufra una deficiencia física o mental;

(4) la continuación del embarazo podría poner en peligro la vida de la mujer o causarle un daño físico o mental;

(5) derogado

(b) A los fines del presente artículo, el “consentimiento informado” con relación a la interrupción de su embarazo significa el consentimiento de la mujer realizado por escrito luego de que se le hayan explicado los riesgos físicos y mentales relacionados con la interrupción del embarazo; a tal fin, el consentimiento de una menor no requiere la aprobación de su representante.

(c) El comité no podrá negarse a otorgar su aprobación sin haber dado a la mujer la oportunidad de comparecer frente al comité y exponer sus razones.

(d) La aprobación se otorgará por escrito y expondrá la razón que justifica la interrupción del embarazo.

 

 

Interrupción del embarazo en casos especiales

  1. Ningún médico calificado será penalmente responsable por interrumpir el embarazo de una mujer si se cumplen las siguientes condiciones, siempre que el Director General del Ministerio de Salud sea debidamente informado por notificación escrita y fundamentada dentro de los cinco días posteriores al hecho:

(1) fue necesario interrumpir el embarazo de forma inmediata para salvar la vida de la mujer o evitarle un perjuicio grave e irreparable;

(2) el embarazo fue interrumpido en el curso de otro tratamiento médico realizado en el cuerpo de la mujer y el médico desconocía el embarazo y su interrupción fue necesaria por el tratamiento médico mencionado.

Objeción de conciencia y objeción por razones médicas

  1. La aprobación prevista en la presente parte no obliga a un médico ginecólogo a interrumpir el embarazo de una mujer, si ello entra en conflicto con su consciencia o juicio médico.

Inaplicabilidad

  1. No se aplicará el artículo 22 a un delito previsto en la presente Parte.

Restricción sobre la responsabilidad

  1. Si se comete un delito previsto en la presente Parte contra una mujer, ella no tendrá responsabilidad penal con relación al delito.

Implementación y reglamento

  1. El Ministro de Salud estará a cargo de la implementación de la presente Parte y podrá, en colaboración con el Ministro de Justicia y con el Comité de Servicios Públicos de la Knesset, elaborar un reglamento para su implementación, incluidos los siguientes temas:

(1) las condiciones necesarias para la aprobación de una institución médica como una institución reconocida, el procedimiento para otorgar tal aprobación y su período de validez, renovación y cancelación;

(2) el procedimiento para otorgar la aprobación prevista en el artículo 316.