Del amor y sus consecuencias (más o menos)

#02

Me piden que hable del amor… ¿de qué amor quieren que hable? Hay tanto amor y tanto desamor en este extraño mundo. Parafraseando un teólogo moderno que dijo que el mal no existe, que lo que en ocasiones hay es ausencia de bien, yo digo que no existe el antiamor existe el desamor, la ausencia de amor.

Porque está el amor por nuestros padres, nuestros hijos, hermanos , sobrinos, primos, casi serían amores inevitables , amores que nos son impuestos por la vida ¿Pero es que los otros amores no nos son impuestos también? Lo son, incluso con más intensidad.

Está el amor por los amigos ¿o es que alguien elige con una matriz quién puede o no ser su amigo? Si hace eso tal vez no sea su amigo. Y, desde luego aquel en el que se piensa cuando nos piden que hablemos de amor, el amor pasión, el amor de pareja. Uno de los aspectos definitorios es el deseo de hacer feliz al otro y con eso ser feliz uno. Es verdad que también tenemos deseos así en los otros tipos de amor pero me parece que en este tipo de amor es importante porque ayuda a diferenciarlo del simple deseo sexual, nada en contra de eso, y aún allí puede haber el deseo de hacer feliz al otro durante los instantes que dura, pero no es exclusivo, uno puede pensar simplemente en ser satisfecho. Pienso que en el amor uno desea dar felicidad en muchos aspectos además del sexual y se crece compartiendo distintas cosas, actividades y proyectos, y cuando estas cosas empiezan a faltar o fallar el amor va agonizando, en ocasiones sin que nos demos cuenta.

Hay dos tipos de personas, las que buscan una relación y las que buscan el amor. Es difícil decir quién está equivocado. Las que buscan una relación, a la larga van a encontrarla, pueden o no encontrar el amor, pero está bien, no es lo que estaban buscando. Claro que también se pueden equivocar, conozco una joven que buscó, hasta que encontró,al tipo ideal para tener un hijo con él. Lo hizo. Resultó ser un imbécil con todas las ganas. Triste pero cierto, pero los que buscan el amor, tampoco están muy acertados, al amor no se lo busca, el amor te encuentra. Así de golpe, sin darte aviso. Y entonces sientes una cantidad de cosas que es difícil de describir, una de ellas es la sensación de no poder vivir sin el objeto de tu amor y sin su amor. Ahí hay otro punto que define el amor, algo que, por cierto, sienten la mayoría de las madres por sus hijos.

El tema es que así como llega sin avisar, se va sin despedirse y entonces te deja abandonado en la niebla y sin GPS (iba a decir brújula, pero esto es más acorde con la época) y el dolor puede ser enorme. Enorme. Sobre todo si se va de golpe, con una ruptura, obviamente algo estaba sucediendo pero si te sorprende es que no eras totalmente consciente de lo que estaba sucediendo, o si lo era no lo podías o no lo querías ver. Es como un cántaro maravilloso que se rompe, sigues viendo unos fragmentos hermosos, pero ya no pueden contener el agua.

Y el dolor es enorme.

Otro tema es que como todo en este universo tiene fin hay que asumir que lo más probable es que el amor se termine, es decir que pertenezca a un ciclo de felicidad y dolor. ¿Cual es mi consejo entonces? Arriesgarse, no debemos perder la felicidad por un posible o probable dolor posterior, ya veremos cómo enfrentarnos al dolor, si llega, mientras tanto aprovechemos la felicidad que tenemos a mano. Ahora que me doy cuenta nadie me pidió un consejo. No importa, es gratis. Pero el amor no lo es, exige una entrega, después a no quejarse.

PD.: Lo bueno de todo esto es que el amor existe.

Ramiro de Benedetto