¿A cuánto cotiza el Kilogramo de esclava sexual?

esclavasLa pregunta es difícil de contestar por varios motivos. En primer lugar porque en todo occidente se suele hablar de las víctimas de la trata, pero no se las considera legalmente como esclavas sexuales, porque la esclavitud ha sido formalmente abolida. Es decir que si bien lo son de hecho, preferimos pensar que son las infortunadas víctimas de un comercio ilegal, del que no hay manera de verificar abiertamente cuánto cuesta comprar y vender a sus víctimas.

Sin embargo en medio oriente hay una tradición milenaria que los tratados internacionales contra la esclavitud no han podido erradicar. En los territorios del califato conocido en argentina como el Estado Islámico, la situación es diferente. Ellos no han suscripto ningún tratado internacional y aplican la ley coránica a la usanza tradicionalista. Por eso es que tienen una cotización del precio de las esclavas sexuales a la que se puede acceder por internet. Cuando sus tropas capturan un poblado, los altos mandos tienen el privilegio de poder elegir a las mujeres mas bellas para llevárselas totalmente gratis. Luego les toca el turno a los combatientes de menos rango, que pagan una cifra que varía según sea la mujer. Una esclava sexual de mas de 30 años vale aproximadamente unos 120 dólares americanos, es decir unos 1800 pesos –al cambio de hoy-. Sin embargo, cuanto mas tierna la carne, es decir cuanto mas joven la esclava, mayor el precio por Kilo. Una esclava sexual de ocho años de edad puede cotizarse a casi 3000 pesos argentinos, lo que significa que con un peso de unos 25 kilos, el precio sube de los apenas 30 pesos por Kilo de las mujeres adultas a unos 120 pesos por Kilo en el caso de las niñas. El precio mas bajo de todos es el que cuestan las embarazadas (de 600 pesos a lo sumo). Es porque la misma ley coránica (la Sharía) que sostiene que una niña puede estar en condiciones de mantener relaciones sexuales con un adulto a partir de que ella cumpla 6 años, por otra parte considera que un hombre no debería tener sexo con una mujer encinta. Finalmente, después de que los guerreros han comprado todas las que quieran, las que sobran son vendidas en remate público a los tratantes propiamente dichos, que las compran para revenderlas (a veces a los parientes que quieren rescatarlas, en cuyo caso el precio sube a un par de miles de dólares).