Receta Afrodisíaca

CAPÍTULO I: MOLUSCOS y CRUSTACEOS

Los alimentos del mar siempre han estado asociados a los afrodisíacos. Las almejas, por ejemplo, gozan de un buen ganado prestigio desde hace muchos siglos, tanto así que desde tiempos antiquísimos circula en China la leyenda del Ten. Tres pescadores empezaron repentinamente a llamar la atención de sus esposas por sus excesivos requerimientos cada vez que regresaban de las faenas. Como las mujeres eran amigas entre sí comentaron la situación, y descubrieron con curiosidad que los tres habían recrudecido en sus pasiones casi al mismo tiempo. Los tres, por otra parte, eran compañeros de pesca en el mismo bote. Las esposas comentaron también la situación con otras mujeres y estas, a su vez, con sus esposos. Y así fue como algunos pescadores se confabularon para espiar a los tres de la fama. Una noche los siguieron sigilosamente en sus botes para saber y sorprenderlos hacia donde se dirigían.
CAPÍTULO I: MOLUSCOS y CRUSTACEOS

Los alimentos del mar siempre han estado asociados a los afrodisíacos. Las almejas, por ejemplo, gozan de un buen ganado prestigio desde hace muchos siglos, tanto así que desde tiempos antiquísimos circula en China la leyenda del Ten. Tres pescadores empezaron repentinamente a llamar la atención de sus esposas por sus excesivos requerimientos cada vez que regresaban de las faenas. Como las mujeres eran amigas entre sí comentaron la situación, y descubrieron con curiosidad que los tres habían recrudecido en sus pasiones casi al mismo tiempo. Los tres, por otra parte, eran compañeros de pesca en el mismo bote. Las esposas comentaron también la situación con otras mujeres y estas, a su vez, con sus esposos. Y así fue como algunos pescadores se confabularon para espiar a los tres de la fama. Una noche los siguieron sigilosamente en sus botes para saber y sorprenderlos hacia donde se dirigían.
MARISCO ERÓTICO

Ingredientes:
Almejas: 10 unidades
Paltas no demasiado maduras: 2 unidades
Mango: 1 unidad
Piña fresca: 2 rodajas
Menta fresca: 10 hojas
Langostinos: 6 unidades
Ajo: 2 dientes
Jengibre rallado: 1 dedal
Cura: 1 dedal
Aceite de oliva virgen: 3 cucharadas
Mayonesa: 1 cucharada
Salsa de soja: 1 cucharada
Piñones tostados: 10 unidades
Castañas: 10 unidades
Almendras: 10 unidades
Jugo de limón: 1 unidad
Sal y pimienta negra recién molida

Preparación:
1.- Pelar y cortar los langostinos en finas láminas, agregar las almejas y disponer luego en una fuente de porcelana junto con las paltas, el mango y la piña cortados en dados.
2.- Machacar en un mortero de madera el ajo y la menta, agregando en el mismo mortero el resto de los elementos y mezclar bien; añadir esta salsa a la mezcla anterior (1) removiendo suavemente con cuchara de madera y luego sumar piñones, castañas y almendras ligeramente tostadas y picadas, y
3.- Dos dedales al día, uno por la mañana y otro por la noche, darán un potencial de muchos caballos de fuerza.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*