Cuento: Casa de muñecas por Katherine Mansfield

Traducido por Isabel Boschi

Cuando la vieja y querida Señora Hay regresó a la ciudad, después de su visita a los Burnells, envió a las chicas una casa de muñecas. Era tan grande que el mensajero y Pat la depositaron en el patio, donde permaneció embalada en dos cajas de madera, junto a la cocina. No se iba a arruinar porque estaban en el verano….  LEER MÁS

Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.