Escribió Marcelo Aptekmann

Querida isabel:

la semana pasada hubiera cumplido 150 años un hombre que merece ser recordado. Me parece que hacerle justicia a su memoria es ayudarnos a nosotros mismos, por eso he escrito estas páginas para ti, y para que las compartas con quienes creas oportuno.

Lo que te doy es mi traducción (libre y editada) de una nota aparecida en el Jerusalem Post. Ruego sepas disculpar faltas de ortografía, gramática y sintaxis. Se hace lo que se puede.

cálidamente

Marcelo

En Kolberg (en Prusia oriental, hoy parte de Polonia) el 14 de mayo de 1868 nació Magnus Hirschfeld, a quien muchos consideramos el fundador del movimiento LGBT.  Probablemente ser Judío, Homosexual declarado y Socialista contribuyó en algo a que los Nazis le confiriesen el honor de considerarlo (ellos) la persona pública mas despreciable de Alemania. Sin embargo, antes de que el partido Nazi tomase el poder, Hirschfeld gozó durante muchos años de gran prestigio. En 1931, durante un viaje por California, después de un encuentro con el físico Albert Einstein, un reportero americano reflotó la frase que había circulado por la prensa alemana que afirmaba que Hirschfeld era “el Einstein de la Sexología”.  Cuando le preguntaron si estaba de acuerdo, contestó que “Einstein es el Hirschfeld de la física”

 
Volker Beck, un político del partido verde que contribuyó mucho en asegurar el derecho al matrimonio igualitario en Alemania (en el 2017), participó de los actos por el 150° aniversario del nacimiento de Hirschfeld recordando que  “Hirschfeld creó la primer organización efectiva para lograr la despenalización de la homosexualidad. Según Beck, la obra de Hirschfeld puede ser entendida a la luz de la frase Talmúdica: “Nuestra obligación es comenzar a hacer lo que hay que hacer, no se nos puede exigir completar la tarea.”
Dagmar Herzog, académico de la City University of New York dió una conferencia sobre Hirschfeld en el curso del acto organizado en  Berlin. En esa conferencia dijo que Hirschfeld “fue el primero” en muchos frentes:

“El fundador del primer movimiento por los derechos civiles de Gays y Lesbianas;

el que lanzó la primer campaña para descriminalizar la homosexualidad;

el primer en hablar por -y empáticamente defender- los derechos de las personas transgénero (incluyendo facilitar las primeras cirugías de confirmación de género);

fue el primero en fundar una institución para la ciencia sexual;

el primero en fundar una publicación (una revista médica) dedicada a las minorías sexuales;

el primero en usar material fílmico y panfletos literarios y conferencias públicas para combatir el prejuicio antihomosexual;

además fue el primero en fundar y coordinar grupos de apoyo para personas de orientación homosexual, con el objetivo de ayudarles a auto-aceptarse”.

Herzog dijo que los homofóbicos antisemitas derechistas -y entre ellos especialmente los Nazis-, lograron en su momento eclipsar y ensuciar la imagen y la obra de Hirschfeld. Desde sus inicios, la campaña para despenalizar la homosexualidad masculina fue descripta por sus detractores como un “acto de lujuria judía” (citando lo escrito por el filósofo Eugen Dühring en 1897); otros le calificaron como “el mas desvergonzado y bajo de los envenenadores del Volk [la masa popular]”.
En Berlin, en1933, la furia homofóbica y antijudía de las ligas de estudiantes Nacional Socialistas (Nazis) les hizo asaltar el “Instituto de Investigaciones Sexológicas” de Hirschfeld. Al grito de “Brenne Hirschfeld” (“Arde Hirschfeld”) destruyeron todos sus documentos, incluyendo la colección (biblioteca, hemeroteca y filmoteca) mas importante y voluminosa del mundo en documentos y material de investigación sobre la sexualidad humana. Es significativo que el archivo y biblioteca de su Instituto para la Ciencia Sexual -con decenas de miles de invaluables fotografías, historias clínicas, encuestas y textos de sexología fuese el objetivo inaugural, el primero en ser atacado por las turbas Nazis cuando comenzaron con la quema pública de libros de autores judíos, en Mayo de 1933.
En 1930, él había dejado Alemania, iniciando una gira mundial para investigar la diversidad sexual. Al partir dijo: “Mi campo de estudio es el mundo, que es mas que solamente Alemania o Europa”.

El Dr. Magnus Hirschfeld murió en el exilio en 1935.

La Dra Katarina Barley, ministra federal alemana de justicia y derechos del consumidor, dijo durante el acto que  “Magnus Hirschfeld representa el coraje y visión social necesarios para involucrarse en la lucha por los derechos LGBTQ. Su amor por el saber le llevaron a encarnar su lema “Por la Ciencia a la Justicia”. Ella agregó que “Hoy en día nuestra sociedad necesita gente capaz de dejar los caminos trillados y que enfrente a la resistencia o el rechazo a la innovación”.
Jörg Litwinschuh, director ejecutivo de la “Magnus Hirschfeld Foundation”, creada por el parlamento Alemán en 2011, estuvo presente durante el acto e informó sobre las actividades de la fundación.

Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.