DESPENALIZACION DEL ABORTO

 

Me parece excelente que se esta planteando el tema del aborto, pero el verdadero planteo no debería ser si se está a favor o en contra del aborto, sino la despenalización de este.

Todo estamos, creo, en contra del aborto, y a favor de la Educación Sexual Integral.

Pedimos una legalización absoluta y sin muchos requisitos; que se informe a la persona de los riesgos que conlleva realizarlo en reiteradas ocasiones en un periodo corto; Se le debería preguntar a la mujer si tuvo otro aborto y si fue reciente.

Dudo sobre estas situaciones:

  1. Cuando la mujer decide que no quiere seguir con el embarazo, pero el varón sí. Supongo que se debería dejar registro de estas decisiones, donde el hombre deje asentado que el aborto se esta realizando sin su consentimiento.
  2. Cuando la mujer decide continuar con el embarazo, pero el varón no quiere. También se debería dejar un registro, a fin de que sea la mujer quien asuma únicamente las responsabilidades y obligaciones del embarazo y la crianza.

Si entendemos que “abortar” es “no nacer”, no se puedo pensar en matar algo que no nació.

Reconozco que existe vida porque es un embrión. Pero me preocupan las palabras, “vida” no es igual que “persona”.  Científicamente, el embrión no es una persona.

La ciencia deberá consensuar es cuando empieza una persona.

Es oportuno hablar de legalizar y no de despenalizar, porque los ricos se lo pueden hacer y los pobres no.

Como ejemplo sirve, el caso de una clínica de fertilización asistida, la cual brinda el servicio de congelar los óvulos, al tiempo de que una pareja pudo concretar el embarazo, les ofrecen “conservar” o “eliminar” los óvulos restantes, mediando, en ambos casos, lo económico.

Otro ejemplo de cómo el aborto puede entenderse de diferentes formas: hace años en el Museo Renault se proyectó un fil sobre aborto y en los comentarios finales una mujer concurrente se sorprendió de la magnitud con que se dimensionaba el hecho cuando en su país, Francia, era una circunstancia de vida sin relevancia.

Refiere un caso del cual destaca la actitud de “buen padre” que acompaña a su hija mayor en un aborto seguro, generando un espacio de confianza para que la pareja pueda contar del embarazo inesperado y solicitar asesoramiento.

OSVALDO MACRI (Miembro de FIB)

Sociólogo, Sexólogo Educativo, Especialistas en Discapacidad.

Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.